Síntomas de Vaginosis Bacteriana

¿Cómo saber si tengo Vaginosis Bacteriana?

Las secreciones vaginales pueden estar presentes a lo largo de la vida de la mayoría de mujeres. Siendo estas una de las principales causas de consulta ginecológica de las femeninas en edad reproductiva, que son aquellas entre 14 y 44 años de edad, dentro de las múltiples razones o causas para presentar secreciones vaginales en algún periodo de la vida, la Vaginosis bacteriana, es la causa más frecuente y la mayor responsable independientemente de la población o área geográfica que se estudie de estas secreciones vaginales.

¿Qué tipo de secreción produce la Vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana se presenta generalmente como una secreción blanquecina, o grisácea líquida, de consistencia y color similar a la leche bovina,  que expele un fuerte olor desagradable, el cual empeora o se acrecienta al ponerse en contacto con Hidróxido de potasio o KOH. La secreción puede causar fuerte sensación de picazón y ardor o quemadura en el área vaginal.

 ¿Cómo puede una mujer saber si tiene Vaginosis bacteriana?

Los síntomas de la vaginosis bacteriana pueden ser diversos o pueden estar ausentes, ya que esta enfermedad es asintomática en el 50% de las mujeres que la padecen.

  • la principal característica es la historia de secreción vaginal, de consistencia y color similar a la leche bovina.
  • Presencia de fuerte olor de características desagradable, tanto en el área genital, como en la ropa interior que cubre el área genital de la mujer.
  • Irritación alrededor de la vagina y vulva, puede haber enrojecimiento del área
  • Disuria que son molestias o dolor durante el orinar o la micción
  • Dispareunia que es dolor durante el coito o las relaciones sexuales

Sin embargo, para poder establecer el diagnóstico definitivo de esta enfermedad, hace falta la realización de un examen ginecológico, o una prueba al microscopio de luz, de la secreción vaginal. Debido a la gran cantidad de portadoras asintomáticas (mujeres que tienen la enfermedad pero con pocos o ningún síntoma) existen pruebas especiales de laboratorio que identifican con gran exactitud la presencia de esta enfermedad.

¿Qué esperar durante la evaluación médica?

Luego de que la paciente ha buscado atención médica y acude a su cita, es muy probable que el personal médico realice primero un breve interrogatorio, luego proceda a un examen pélvico, el cual consistirá en la evaluación mediante observación directa de la cavidad vaginal, y la introducción de un especulo, posteriormente mediante el empleo de hisopos estériles, se realizará la recolección de una pequeña muestra de la secreción, la cual se aplicará o extenderá sobre portaobjetos (láminas de vidrio) El examen ginecológico, no debería ser doloroso, ni presentar mayor incomodidad.

¿Cómo se diagnostica la Vaginosis bacteriana?

El médico puede realizar el diagnóstico de Vaginosis bacteriana de tres maneras diferentes las cuales son:

Diagnóstico clínico: Es el diagnóstico realizado por el médico mediante el interrogatorio de la paciente y la observación directa del área vaginal en la cual él podrá observar o identificar:

  • La presencia de secreción vaginal de color grisáceo, de consistencia delgada, homogénea de color grisáceo, la cual estará adherida a las paredes de la vagina
  • Las paredes de la vagina estarán más brillantes de lo normal al ser iluminadas con luz artificial (bombillas) lo cual se denomina aumento del reflejo de luz o luminiscencia aumentada.
  • El color de la mucosa vaginal debe estar conservado sin signos de inflamación (aunque secundario a la Vaginosis bacteriana es común que se presenten infecciones vaginales, que aprovechan la debilidad que esta ocasiona para atacar y colonizar la vagina)
  • Los genitales externos, compuestos por labios mayores y menores, el introito vaginal y el cérvix o cuello uterino deben tener apariencia normal con la posible secreción vaginal. (cualquier alteración de estos elementos pudiera indicar sobre infección o una infección secundaria, así como dolor al manipular o examinar los genitales)

Diagnóstico Paraclínico: Considerando que los hallazgos clínicos pueden ser suficientemente notorios para orientar el diagnóstico de vaginosis bacteriana el diagnóstico de certeza es establecido mediante pruebas de laboratorio realizadas a la secreción vaginal

  • El test de whiff, popularmente denominada prueba de olor. El cual consiste en colocar una pequeña porción de la secreción vaginal en un portaobjetos (lamina de vidrio)  y aplicarle a esta KOH o Hidróxido de potasio al 10%. Este ha de reaccionar con las aminas presentes en la secreción las cuales son causadas por las bacterias y generará que las aminas volátiles  se esparcirá como un olor fuerte poco agradable similar al pescado. Este signo está presente en el 70% de pacientes diagnosticadas con Vaginosis bacteriana
  • Presencia de células Clave o células clue, una porción de la secreción vaginal será tomada con un hisopo y esta se frotara sobre un portaobjeto (lamina de vidrio), al que luego se le aplicara un par de gotas de solución salina y se observa en el microscopio de luz, la presencia de células epiteliales vaginales que no tienen bordes definidos y parecen estar cubiertas de pimienta es el criterio más específico para diagnosticar Vaginosis bacteriana. La apariencia de pimienta es causada por las bacterias nocivas.

 

  • La medición del Ph vaginal que da más elevado a 4,5 está presente en el 90% de pacientes y generalmente indica la presencia de Vaginosis bacteriana, la medición se hace mediante el frote de un hisopo con la secreción vaginal en un papel tornasol medidor de Ph.

 

 

  • La secreción vaginal al ser observada debe carecer de células inflamatorias o tener solo una por campo.

Pruebas especializadas: Algunas pruebas especializadas se han diseñado para aumentar la capacidad diagnóstica de la Vaginosis bacteriana tales como

  • Cultivo de las secreciones vaginal y las células
  • Pruebas de ADN mediante el empleo de cadenas de polimerasa o PCR
  • Evaluación microscópica de la flora vaginal o de las bacterias residentes de la vagina.